Blockchain es una técnica de almacenamiento de información distribuida que, dependiendo de la configuración elegida, puede funcionar en un enfoque peer-to-peer o P2P y en forma de una red descentralizada de nodos. Utiliza ciertas estrategias, denominadas algoritmos de consenso, para validar la información almacenada por cada nodo participante e implementa un mecanismo para detectar alteraciones en la información registrada.

Las técnicas de almacenamiento distribuido evolucionaron para permitir otros tipos de servicios, basados ​​en una mayor potencia informática y conectividad. Gracias a estos avances se desarrollaron técnicas de intercambio de información P2P. En estos, todos los nodos de la red son nodos jerárquicamente iguales que almacenan y comparten información de forma distribuida sin necesidad de una gestión centralizada (o intermediario).

La estructura de Blockchain

En el caso de Blockchain, la información se registra en bloques de datos físicamente independientes. Cada nuevo bloque se relaciona con el bloque inmediatamente anterior al incluir el hash del bloque anterior entre sus datos. De esta manera, todos los bloques están virtualmente encadenados y de ahí el nombre de blockchain. No es posible agregar, eliminar o modificar la información almacenada en un bloque sin que se produzca un cambio en el valor del hash utilizado como enlace en el siguiente bloque.

Esta propiedad, a menudo descrita como ‘inmutabilidad’, garantiza la detección de fallos de integridad de los bloques almacenados. Sin embargo, no significa que los datos contenidos en cualquiera de los bloques, o los bloques en sí, sean permanentes. Sólo significa que no pueden ser alterados o borrados sin dejar rastro o evidencia de ello. Para gestionar la integridad de los bloques modificados sería necesario implementar una política de trazabilidad de los nodos que los almacenan y una política de consenso entre todos los participantes para implementar y/o sancionar las modificaciones. Por lo tanto, cuando se habla de la ‘inmutabilidad’ de Blockchain, debe entenderse de manera figurada.

estructura blockchain

Posibilidades más allá de las criptomonedas

Blockchain ha despertado interés en sus posibilidades más allá de las criptomonedas. Los modelos que se pueden implementar utilizando la tecnología Blockchain son tan únicos como la imaginación de los desarrolladores y se pueden implementar de muchas maneras y con tantas particularidades. Pretender dar una respuesta simple y genérica a los beneficios y problemas que plantea su uso en un tratamiento sería un error.

Entre el amplio abanico de posibles usos en otras áreas y sectores más allá del financiero se encuentran: gestión de la cadena de suministro, tokenización de activos, trazabilidad e inventario de mercancías, gestión de una identidad digital y comunicación, sistemas de identificación de fraude, votaciones, registros de propiedad o desarrollo de servicios financieros entre muchos otros.

Blockchain y Smart Contracts

Los contratos inteligentes son algoritmos que se ejecutan sin intervención humana en una cadena de bloques.

Cuando el resultado del mismo tenga un impacto significativo en personas físicas, o perfiles elaborados, deberán tenerse en cuenta desde el diseño los requisitos establecidos en el artículo 22 del RGPD. Esto implica que, al diseñar o seleccionar la cadena de bloques sobre la que se despliega un servicio, habrá que determinar las condiciones que levanten la prohibición de dicho tratamiento, además de incorporar las garantías y medidas para proteger los derechos de los interesados.

Esas medidas incluirán, al menos, la intervención humana por parte del responsable del tratamiento y la posibilidad de que el interesado impugne esa decisión automatizada.

Los smart contracts pueden ser incluidos en la blockchain por sus diseñadores y gestores, pero también pueden ser realizados por cualquier persona que quiera crear un nuevo servicio en una blockchain, por ejemplo, apuestas automáticas, compraventa, notario, certificaciones de documentos, financieros, inversiones en activos digitales, verificación de identidades digitales, etc.

Acceso a la información del blockchain

En teoría, el smart contract no accede a datos del extranjero y la información que utiliza son los datos almacenados en la propia cadena de bloques. Sin embargo, existe un instrumento que permite que el smart contract acceda al mundo exterior a la blockchain. Este instrumento se denomina “oracle” y permite actualizar los estados internos de la blockchain a partir de información externa a esta, realizando una nueva transacción. Algunos “oráculos” funcionan de forma autónoma e incluso se ofrecen como servicios de terceros.

Al realizar una transacción sobre un smart contract, se pueden generar eventos que dejan un registro con otra información adicional a la propia transacción en la blockchain (logs), la cual es accesible y puede ser consultada y utilizada para aplicaciones externas.

Taller sobre Blockchain y Smart Contracts

Si quieres saber más sobre Smart Contracts apúntate al taller  monográfico que organiza la UCM dentro del del programa de Experto en Inteligencia Artificial en la que se vera que está pasando en la actualidad, las tendencias más relevantes y aprenderemos a cómo utilizar tecnología Blockchain, en un taller práctico para crear nuestros propios tokens

Apuntarse aquí:  Taller de Blockchain y Smart Contracts

Si lo que deseas es desarrollar una carrera profesional en la gestión de la inteligencia artificial y formarte más allá de las habilidades digitales, te nuestro Máster Management de IA y Machine Learning en colaboración con UBI Business School es lo que estas buscando!!

Javier Nava

Javier Nava

Director de Empower Talent, Educación Superior.

Ver artículos

Deja una respuesta